Una GRAN lección de Protocolo: ¿Porqué Los reyes lo presiden todo?


Le he pedido permiso a mi amigo Angel Pérez para publicar  una entrada que hizo en su facebook pues me parecía UNA GRAN LECCIÓN  de protocolo en tan solo unas  pocas líneas.

Gran lección protocolo moderno y con sentido común. Protocolo al servicio de la imagen a trasladar.

AQUÍ OS VA (sic):

¿Imagináis al presidente del gobierno de la Nación -Rajoy, en estos tiempos absurdos- presidiendo un acto en el que estuvieran presentes los Reyes de España y, además, una real pareja extranjera en visita oficial de Estado a nuestro país? Por imaginarlo, que no quede. Pero va a ser difícil que lo veáis. Practicamos, en protocolo, la tontuna de que los Reyes presiden tooooodo a lo que asisten. Aun cuando el Real Decreto de Precedencias 2099/1983 establezca que los actos los preside la autoridad que los convoca, si bien dispone de la discrecionalidad de ceder la presidencia a la autoridad de mayor nivel presente, y sólo a esa autoridad. No puedes ir cediendo la presidencia a quién mejor te caiga de los asistentes, al tesorero del partido (que para eso maneja el reparto de sobres y hay que tenerlo de amigo) o a tu cuñada Visitación, familiarmente ‘la Visi’. En monarquías democráticas más consolidadas, avanzadas y cercanas, tal costumbre no se da como aquí. Véase un ejemplo práctico: visita de Estado de los reyes de Jordania a Holanda (o a los Países Bajos, como prefiráis).

El primer ministro holandés, Mark Rutte, ofrece una cena a los ilustres visitantes, con la presencia de los reyes de Holanda, Guillermo-Alejandro y Máxima. ¿Y quién preside? Pues quien tiene que presidir: el anfitrión. El que invita. El que organiza. El que paga el cenorrio (bueno, en fin, lo paga el gobierno con su partida presupuestaria de “Quedar bien con las visitas de alcurnia aunque solo brinden con zumo de naranja”). Y, tras él, los visitantes como principio de cortesía internacional. Y luego ya, sus reyes. En tercera posición, medalla de bronce. Nada que objetar. Perfecto.

Gracias, Ángel