EL DISCURSO DEL REY


Venga, me voy a atrever¡¡¡¡¡

Sí, me voy a atrever a analizar lo que va a ser la intervención más esperada del Rey Felipe VI con 12 días de antelación. Su Primer discurso de Navidad. Lo seguiremos con atención en la Escuela Internacional de Protocolo con interés

Se trata de la primera vez que el nuevo Rey intervendrá en el ya tradicional mensaje de navidad del Jefe del estado ante las cámaras con un 70 % aproximado de audiencia.

Muchos millones de españoles, estarán atentos a la pequeña pantalla el próximo día 24 y mirarán con lupa desgranando hasta el último detalle de la aparición del monarca.

¿Habrá cambios? ¿qué puntos serán los centrales de su discurso? ¿desde donde lo hará? ¿ Ha escrito él el discurso o se lo han escrito? estará d epié o sentado? lo leerá o lo dirá de memoria?…………

Esta y mil preguntas más que todos nos hacemos ante el primer mensaje institucional que el Rey lanzará el día 24  y que vamos a analizar con  lo que yo creo que va a pasar.

En primer lugar vamos AL FONDO del discurso. Lo que va a decir.

¿Quién escribe el discurso?. Sin duda, el rey, como es lógico, dispone de la ayuda de unas cuantas personas que, después de haber tenido una entrevista con él donde se fijan las ideas principales que se van a lanzar, cada una y por separado escriben y redactan la parte que se les ha asignado.

A partir de ahí, una persona muy cercana, de confianza y perteneciente a la Casa, hace de UNIFICADOR cuadrando estilos, ligando unas ideas con otras y modificando, quitando o añadiendo lo que considera oportuno, formando así un documento base sobre el que el rey trabaja con las correcciones que considera oportunas y dando su toque personal.

Ya tenemos documento, ahora la pregunta es ¿ DE QUÉ VA A HABLAR? ¿ Cuáles son las ideas fuerza en las que se va a basar?

Con toda seguridad, veremos un rey mucho más cauto que los políticos (gobierno y oposición) que lanzan mensajes, casi preelectorales, según manda la coyuntura del momento.

Veremos un Rey que expondrá de manera descriptiva las cuestiones principales que preocupan a los ciudadanos. Se trata del único discurso del Rey en el que el gobierno no mete baza. Lo conoce, pero es del Rey, y lo decide él. Es su mensaje.

Hablará seguro de la CORRUPCIÓN. No se referirá a su hermana, pero en este sentido seguramente  dirá cosas distintas en función de si ya se ha emitido o no en esa fecha el auto del Juez Castro con respecto al caso Noos y a su hermana la Infanta Dª Cristina. No sé de qué manera, pero lo más probable es que siga con lo ya iniciado por su padre  en anteriores mensajes, hablando de justicia para todos.

Pero no hablará solo de corrupción, sino que veremos a un Rey preocupado, al igual que la mayoría de la sociedad española, por la CRISIS INSTITUCIONAL pidiendo rectitud a unos y confianza a los demás en beneficio de una mejor convivencia.

Hará menciones especiales a la crisis económica y al gran problema del paro pero sin alinearse de ninguna manera a la euforia que  últimamente está ofreciendo el gobierno o al catastrofismo de la oposición, sino solidarizándose con todos aquellos que lo estén pasando mal.

Y cómo no, hablará de cuestiones sociales, cuestiones educativas, de concordia y de transparencia, dos palabras sobre las que ha decidido el Rey girar toda su actividad, sin olvidar la necesaria convivencia entre todos los pueblos del estado.

Veremos en definitiva un Rey que se quiere acercar a los ciudadanos, A TODOS, hablándoles de las cosas que les preocupan. Hablará de futuro y de juventud, insistiendo en la esperanza.

Pues ya tenemos el fondo del discurso ahora la pregunta es ¿ CÓMO LO VA A HACER?

Todos nos vamos a fijar en la puesta en escena. ¿ Lo hará de pié? ¿Sentado? ¿Leerá? ¿ cómo será?

Yo apuesto:

INNOVACIONES POCAS. Seguro que habrá cambios pero no van ser un golpe brusco que den que hablar solo de eso y que se pierda el contenido.

Es tradicional, de manera muy acertada desde mi punto de vista, el que en las apariciones públicas de la Casa Real se adapte la puesta en escena a los cambios lógicos que se dan con el paso del tiempo, pero SIN QUE SE NOTEN EN EXCESO. Que no suponga un salto brusco.

Veamos cuales van a ser los cambios:

1.-EL USO DE LA TECNICA.- El Rey Felipe lee mejor que su padre al que se le hacía imposible ligar dos planos seguidos y los técnicos se veían obligados a hacer cortes y después editarlos. Este va a ser uno de los cambios importantes: Yo creo que en esta ocasión el Rey va a realizar su intervención ( 15-20 minutos) seguida, de corrido, con un juego de realización que permitirá distintos planos, pero sin los cortes a los que nos acostumbraba el Rey emérito.

2.- LA FRESCURA.- El Rey va a ser mucho más desenfadado, serio, riguroso, pero más fresco, cercano, como está demostrando en sus últimas apariciones en las que ha destacado su intervención estelar en la última cumbre iberoamericana en Veracruz.

Seguramente si lo hiciera de pié, apoyado en la mesa como ya hiciera su padre hace dos años, le resultaría mas fácil transmitir esa frescura que está introduciendo en la institución monárquica siendo cada vez más una jefatura del estado que una corona.

Me sorprendería y mucho si no dice al menos algunas palabras en todos  los idiomas oficiales del país, en el guiño y llamada a la convivencia de todos.

3.- LA PUESTA EN ESCENA.- Creo que apostará por grabar en su despacho. Si, ese que a todos nos sorprende por lo anacrónico y tradicional, parecido a cualquier despacho de la década de los 70, pero con seguridad con algunos cambios que son más que nada simbólicos.

Espero que lo que más llame la atención será la desaparición de ese Belén clásico que apareció en los últimos años del Rey Juan Carlos, lanzando un mensaje claro de respeto a todas las confesiones religiosas no apostando por ninguna, tal y como hizo en el momento de su proclamación en la que desaparecieron los símbolos religiosos de cualquier tipo.

En cuanto a la etiqueta, espero esa corbata verde que tanto le gusta a Su Majestad símbolo Borbón por excelencia. No nos olvidemos de esa coincidencia de las siglas de la frase: Viva El Rey De España que conforman la palabra del color con el que los monárquicos muestran su adhesión a la corona.

Pues nada, a esperar a nochebuena y a desearle a Su Majestad la mejor de sus intervenciones, en la seguridad de que no desaprovechará esta oportunidad que tiene de seguir disparando su popularidad entre todos los españoles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s